"Si piensas que la aventura es arriesgada, prueba la rutina... es mortal"

Pablo Coelho

jueves, 12 de enero de 2012

El Manzano (por segunda vez en pocas semanas)


Fecha 27 de noviembre de 2011



Después  de una buena gota fría, no hay nada mejor que meterse en el barranco del Manzano a ver que se gasta por ahí. Ya habían pasado algunos días, pero los acuíferos seguían filtrando agua al cauce, no obstante las cascadas principales ya no manaban como hubiese sido deseable; se notaba que la semana anterior aquello habría ido a base de bien. Aun así, las pozas seguían llenas y el agua estaba clara y transparente, todavía no había empezado su “corrupción”

La mañana era fría (3º aprox) y nos reunimos en el aparcamiento de abajo (allí vimos que el Villahermosa también cargaba agua): Enrique, Mino, Amparo, Armando, Jose María, Benja y Loren (yo), y desafiando a las normas de tráfico tuvimos que dejar un coche allí y con el otro subir los ocho  hasta la cabecera.

Si la mañana era fría, ni que deciros como estaba el agua del barranco, desde luego os aseguro que las pozas no invitaban mucho a “esplayarse” en ellas. En la espera a la bajada del rapel de 35 metros la verdad es que pasamos bastante frío hasta que el solete (mi tocayo) empezó a asomar por encima de las peñas.

En poco menos de un mes lo hemos visto seco y esta vez con algo de agua, ya solo falta verlo con una buena corriente que  de pie a disfrutarlo de verdad.

El rapel principal (el de 35 metretes) en su línea, ofreciendo tensión.

Todo bien y la llegada sin percances que es lo importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada