"Si piensas que la aventura es arriesgada, prueba la rutina... es mortal"

Pablo Coelho

martes, 16 de marzo de 2010

Montanejos-Masías del Pozo (GR7)





























Decidimos hacer esta caminata como primer reconocimiento a una posible salida desde Montanejos hasta El Tormo, el plan es conocer esta zona del GR7 que pasa por la Artejuela, y busca la carretera de San Vicente de Piedrahita, para por fin desviarnos hacia las masías del Pozo, y desde allí por el plano bajar al pueblo. Pero como digo, esta primera caminata se limita a Montanejos-el Pozo.

Integrantes: Jose (el de Cristina), Benja, Amadeo y yo (y Pandora por supuesto). Fecha 13 de marzo 2010

Salimos a las 8 h. de El Tormo con una temperatura de 1º, así que la cosa en principio ya pinta fresca a pesar de salir un día soleado. Llegamos a Montanejos y mientras unos compramos provisiones (pan), otros realizan el reparto de vehículos entre salida-destino.

A las 9 en punto iniciamos la caminata, nos espera un inicio duro, ya que nada más salir, nos enfrentamos a una subida desde los 470 metros de Montanejos hasta una cota de 900 y pico en el monte de la copa en menos de una hora. Esta subida se realiza por el GR 7, camino que seguiremos prácticamente todo el rato. Vemos que Montanejos, cuida mucho el entorno y las sendas, se nota la poda y la anchura del sendero en todo momento y es de agradecer. Cuando el camino empieza a llanear en el alto, notamos lo que puede ser un cambio de término municipal, ya que la senda limpia que seguíamos, se cierra y las “tollagas” empiezan a molestar, no obstante, la señalización sigue siendo bastante aceptable.

La cosa empieza a ponerse “vertical” pero afortunadamente hacia abajo, desde la cota 900 debemos bajar al barranco de la Artejuela, así que reponemos fuerzas con un almuerzo en un claro de la bajada, hace un frío de coxones, el carajillito de después no viene nada mal para calentarse por dentro.

Llegamos al vado del barranco y nos sorprende una poza con cascada preciosa, habrá que volver en verano si lleva agua para echarse un bañete. El grupo de casas de la Artejuela está cerca, supongo que sus habitantes le darán uso a esta poza.

Ahora hay que subir, hay que pasar cerca de las masías y buscar la carretera de San Vicente, la subida es más progresiva que la bajada anterior, esto nos da ánimos, eso si, el camino a la inversa debe ser durísimo. Pasamos por la Artejuela, pero sin entrar dentro, y por el lado vemos lo que debe ser el cementerio.

Subimos, en medio del camino, nos encontramos el cadáver de una zorra, ya huele bastante mal, pero no parece que lleve demasiados días muerta. Por fin llegamos a la carretera, momento en el que abandonamos el GR7 para buscar una pista que nos lleva hasta las masías del Pozo, allí tenemos un coche para regresar. Son las 13.30.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada