"Si piensas que la aventura es arriesgada, prueba la rutina... es mortal"

Pablo Coelho

lunes, 14 de noviembre de 2011

BARRANCO “LES CALÇAES” 5 DE NOVIEMBRE DE 2011






Saliendo de Argelita en dirección a Lucena, se encuentra este enclave llamado “Barranc de les calçaes” en una zona de agrestes tajos en la roca (en la zona hay unos cuantos más por descubrir).

El viernes por la noche me llamó Javi para ir a la zona, había quedado con Benja pero para otras tareas, se trataba de ver en que estado se encontraba uno de esos barrancos vecinos, pero ante mi inesperada aparición y que todo el equipo lo tenía que recoger en el Tormo, no daba demasiado tiempo como para “hacer experimentos”, así que la decisión fue meterse en terreno conocido  y dejar la aventura para momentos mejores.

Muy sensatamente Benja propuso ir a les Calçaes y muy acertadamente hubo unanimidad en dicha decisión. El barranco (seco en ese momento, y por lo visto muy raramente con agua como para disfrutar) estuvo muy bien, me recuerda mucho al Lobo, y nos sirvió para practicar cosas que a mi me van muy bien; el bloqueo, como se polea a una persona, rapel lateral, etc... cosas interesantes y que supone técnicas a conocer.

Dejamos el coche en el “Mas de la Lloma” (creo) y en diez minutitos de aproximación nos habíamos adentrado en el cauce seco.

Las vistas son una pasada, teniendo en cuenta que la pendiente está orientada hacia La Plana y en bastantes momentos estás “montañeando” mirando al mar, además el día era claro y se divisaba perfectamente el horizonte con las Islas Columbretes al fondo... una pasada.

A la belleza del barranco en si y a las vistas privilegiadas, se le añadió poder disfrutar de una representación de la fauna autóctona, perdices, buitres y una familia numerosa de cabras que nos vigilaban desde los altos riscos.

La vuelta al coche se hizo durita por la subida para el regreso, si bien, se compensa con una preciosa senda empedrada de regreso que te eleva sobre los 700 metros donde las vistas que antes he mencionado se convierten  en un espectáculo.

Un barranco más que hemos hecho y algunos hemos podido conocer... un placer.

Saludos,
Loren

(pido disculpas por las fotos, están hechas con el móvil... y un poco sucio)

BARRANCO EL MANZANO 29 DE OCTUBRE 2011






Sabidas eran mis ganas por este barranco, y con las lluvias de la última semana, presagiaba algo bueno, así que un grupo de El Tormo (Benja, José María “el Negri”, y yo mismo) salimos para encontrarnos con otro grupo que subía de Burriana y que en principio esperábamos más numeroso (al final eran dos, Javi y Jano).

Entre las esperas a unos, los otros que llegaban, el “almorsarot” en Ludiente, la aproximación con coche, la bajada a la cabecera, etc...nos metíamos en el barranco a las 12 del medio día (hora de rics).

Mi gozo en un pozo, el barranco seco como la mojama, la lluvia no había hecho ni la menor mella en él... y como de algo hay que consolarse, al menos no nos tuvimos que "calzar” los neoprenos y con ropa “civil” pudimos hacerlo entero.

Nos vino muy bien una poza de esas que pretende que te mojes solo pa joder, para practicar un rapel guiado donde nos divertimos bastante, practicamos cosas nuevas y echamos unas buenas risas con el penduleo del negri (ver vídeo adjunto).

Cuando la cosa se convirtió en otro rapel (seco pero de 35 metros) las risas (las mías) se convirtieron en canguelillo... Joder la impresión que da engancharse el descensor a esa altura y en esa posción... pero bien, no hay mal que dure cien años y una vez en camino de descenso la cosa se convierte en una anécdota de altura más.

El resto fue chulo y rápido, salvo que la lluvia nos visitó y no por el riesgo de estar en un barranco con lluvia (hubiese hecho falta bastante más para alimentar tanta sequía) sino porque las rocas se mojaron lo suficiente para ir con un poco más de cuidado y no dejarse las costillas de un resbalón.

Saludos,
Loren

video

EXCURSION A LA MAIMONA (MONTANEJOS)





8 de agosto según la información de las fotos, una expedición numerosa de El Tormo nos vamos a pasar la mañanita en el famoso barranco de Montanejos. Y digo numeroso y nutrido grupo porque éramos nada más y nada menos que 12+1 persona (no es que a alguien lo considere especial, es por la “triscadecafobia”). Como podéis comprender, me niego a nombrarlos a todos.

El recorrido fue haciendo la aproximación desde Montanejos por el PR7, subiendo a la parte alta de la vertiente derecha orográfica del barranco desde donde todos pudimos disfrutar de las maravillosas y vertiginosas vistas que ofrece el camino, luego nos desviamos por el PR que enlaza y baja hasta la cabecera, allí repusimos fuerzas con nuestros merecidos bocatas, neopreno (quien lo llevara) y al agua patos.

El barranco en su línea, divertido y disfrutón, aunque un poco escaso de agua, sobre todo en la última zona de los estrechos, totalmente seco.

En fin... un buen día, una agradable compañía con gente del pueblo que en pocas ocasiones se apunta a estas actividades y a hacer algo de ejercicio... que todo cuenta... ¿o no?

Chic@s, el resto de fotos los podéis ver y descargar en el album ampliado (a la derecha veréis el enlace)

Saludos,
Loren 

domingo, 13 de noviembre de 2011

VERANO CON NIÑOS


Tras el parón veraniego al que el rigor del clima “Altomijareño” nos obliga, solo destacar alguna pequeña salida con niños para inculcar ese gusanillo que nos corroe por dentro para amar la montaña. Cabe destacar la subida a La Muela, donde los chiquillos se portaron como verdaderas cabritas subiendo y posteriormente bajando (evidentemente) por esas laderas pedregosas en las que debimos tener mil ojos para que no dieran un traspiés y bajaran “por la vía rápida”.

Otra actividad con ellos fue la ruta de los estrechos en Montanejos, solo la mitad, desde el pueblo hasta el Chorro, donde habíamos dejado vehículos para la vuelta. Se lo pasaron en grande, al principio alguna protesta, pero con el descansito y avituallamiento del almuerzo, y con la llegada divertidísima al Chorro, se les pasó todo y disfrutaron como niños (que lo eran) con el remojón.

A ver si con la llegada del otoño nos calzamos de nuevo las botas y le echamos vigor al asunto, que las pipas y las cervezas de este verano se me han alojado en la panza y poca intención tienen de irse.